Aceituna negra, el aperitivo más nutritivo [Propiedades]

Si te gustan las aceitunas, seguro que te has preguntado alguna vez por qué algunas son verdes y otras más oscuras, llegando hasta el color negro. Además de tener diferente sabor y diferentes propiedades, cada una de ellas se obtiene de distinta manera. Una vez recolectadas, a las aceitunas se les puede dar dos usos: para producir aceite o para emplearlas como aceitunas de mesa. Aunque es posible diferenciar el color en ambos casos, es en el segundo en el que se distingue perfectamente y es del que vamos a hablar a lo largo de este texto.

 

¿Cómo se obtiene la aceituna negra?

En el mercado puedes encontrar muchos tipos de aceitunas, entre ellas, se encuentran las de color negro. Esta tonalidad se puede obtener a través de la oxidación de la aceituna o de manera natural.

Del mismo modo que ocurre con las uvas, cuando las aceitunas maduran adquieren un tono más oscuro. El proceso natural para conseguirlas es recogiéndolas en plena maduración, ya que cuanto más madura esté, más oscuro será su color.

Sin embargo, también es posible obtener este color negro mediante diferentes procesos de elaboración. Con la oxidación es posible obtener el color negro en cualquier tipo de aceituna, tenga el color que tenga previamente. Los procesos que se deben seguir son los que vemos a continuación:

  • Fermentación: Una vez lavadas, se mantienen en salmuera, una disolución de sales en agua potable que permite que comience el proceso de fermentación. En este procedimiento participan microorganismos que aparecen de forma natural.
  • Sodificación: Una vez fermentadas, las aceitunas se introducen en un medio con sosa para que su sabor sea más agradable y su carne más tierna. Además, se consiguen eliminar los productos amargos y astringentes que quedan en ella. Para aumentar la cantidad de oxígeno en el medio se suele inyectar aire. Las aceitunas empiezan a oscurecerse con este proceso.
  • Lavado: Durante una semana se realizan lavados de las aceitunas con agua potable para eliminar la sosa por completo. En este punto, la aceituna ya tiene una textura agradable y un buen sabor, sin embargo, todavía no se ha fijado bien el color negro.
  • Fijación del color: Cuando se llega a este último paso el color ya es bastante oscuro, pero para conseguir un negro homogéneo se someten a una solución con un agente estabilizador del color. De esta manera, evita que se pierda con el paso del tiempo.

 

Principales propiedades nutritivas y beneficios para la salud de las aceitunas negras

Las aceitunas negras tienen enormes beneficios para la salud y unas propiedades nutritivas que aportan pocos alimentos, entre las más destacables podemos nombrar las siguientes:

  • Son ricas en vitamina E: Es una vitamina difícil de encontrar en cualquier tipo de dieta normal, por lo que consumir aceitunas negras ayuda al cuerpo a absorber este nutriente. Es un gran antioxidante y ayuda al correcto funcionamiento del sistema inmunitario.
  • Son muy buenas para el corazón: Su alto contenido en grasas monoinsaturadas hace que reduzcan considerablemente las posibilidades de que puedas tener algún tipo de enfermedad cardiovascular.
  • Contienen menos sal que las aceitunas verdes: Aunque la sal puede aportar un toque de sabor necesario, también es verdad que puede llegar a ser un verdadero problema para personas hipertensas. Este alimento es perfecto para ellos.
  • Alto contenido en hierro: Nuestro cuerpo necesita este componente para lograr producir las proteínas que se encargan de transportar el oxígeno en la sangre. Además, previenen la aparición de anemia y, en el caso de una persona que ya sufra este problema, es un buen alimento para tratarla.
  • Contenido en fósforo: Aumenta la capacidad mental, la concentración y favorece la salud mental del cerebro.

 

Propiedades culinarias de las aceitunas negras

A la hora de pensar en las aceitunas negras, no solo debemos tener en cuenta lo beneficiosas que resultan para nuestra salud, sino también lo interesantes que son a la hora de aportar matices distintos a nuestros platos.

Su sabor intenso aporta potencia a las diferentes recetas que puedes preparar con ellas, como por ejemplo, una ensaladilla rusa. También resulta bastante interesante tomarlas como aperitivo antes de cualquier comida. En realidad, todo depende de tus gustos personales, ya que la aceituna negra es un alimento muy versátil que puede acompañar a la perfección a una gran cantidad de comidas. Nosotros la utilizamos en nuestro plato vegetariano: Galleta de aceituna negra, caviar de arbequina y queso “Azpigorri”.

En definitiva, la aceituna negra es un alimento con enormes propiedades nutritivas que, además, aporta un toque especial a los platos en los que aparece. No desaproveches la oportunidad de consumir este maravilloso producto e incluirlo en tu dieta diaria.